Bases para una buena comunicación en pareja

0
85

La comunicación es el intercambio de mensajes entre dos o más personas, con la intención de compartir, emociones, sentimientos, pensamientos, algunas ideas, opiniones y así llegar a un mejor conocimiento del otro. Claro que para ello se necesita la escucha atente de la otra parte.

Si tú hablas, pero nadie te escucha, se rompe el círculo de la comunicación y todo sentido u objetivo que lleva la misma. Podríamos suponer que esto no sucede en las relaciones de pareja, pero lamentablemente no es así, la mayoría de los problemas y rupturas de pareja se dan por la mala comunicación, tanto de lo comunicado como lo escuchado. O cuando la comunicación se vuelve para atacar, insultar, humillar, gritar, etc., también se usa muy común como método de castigo, el evitar comunicar y así se aplica la famosa ¨ley del hielo¨.

Cuando iniciamos una relación de pareja, uno de nuestros principales objetivos, sobre todo en un principio, es compartir nuestros aspectos más íntimos y así, establecer un fuerte lazo de unión. Sin embargo, con frecuencia, desde los primeros momentos tendemos a cometer tres errores importantes:

  • No nos conocemos, porque una gran parte de nuestra vida hemos actuado y pensado como la sociedad espera de nosotros, por lo que no sabemos que necesitamos y queremos de nuestra pareja y cómo pedirlo de manera adecuada.
  • No vemos a nuestra pareja como realmente es, ya que la vemos a través de: El enamoramiento, de la imagen que nos quiere transmitir, de nuestras expectativas o idealizaciones y de lo que proyectamos (ponemos en ella, aquella parte que es de nosotros, pero que desconocemos).
  • Creemos que si la otra persona nos quiere, tiene que saber lo que queremos y necesitamos, para dárnoslo, sin que tengamos que pedirlo.

 

En los últimos dos aspectos, estamos hablando de conocer a la otra persona y permitirle que nos conozca.

Es imposible establecer una buena relación de pareja si nos pasamos interpretando y tratando de adivinar o ser adivinados en lo que buscamos y queremos, es imposible saber o que sepan lo que sentimos, pensamos y buscamos sino somos capaces de expresarlo de una manera asertiva. Por lo cual es importante preguntar y expresa sentimientos tanto propios como dela otra parte.

Recuerda que es a través de la comunicación como conocemos a nuestra pareja, su vida, deseos, valores, inquietudes, etc. y permitimos que ella nos conozca, por lo que puede ser, también, una de las mejores herramientas para resolver muchos de nuestros problemas.

Una buena comunicación, fortalece una relación de pareja y cuando esto se da, la comunicación mejora, estableciéndose un círculo virtuoso que mejora la calidad de nuestra vida. Para todo esto es necesario aprender a establecer un diálogo respetuoso y fluido y que vaya acompañado de una comunicación corporal congruente.

Necesitamos mantener conversaciones diarias con nuestra pareja, ni necesidad de que sea temas de tanta importancia o relevancia, simplemente hablar hasta de temas cotidianos y burdos si lo quieres ver así, bromas chistes, opiniones de algún tema o hasta de una película, etc., aun a pesar del cansancio o aburrimiento por parte del día que podríamos tener en el momento de llegar a casa.

Es necesario entender, que cuando nosotros expresamos algo, verbal o corporalmente, la persona que recibe el mensaje va a tener una reacción o respuesta y ésta puede no ser la que esperábamos. Recuerda que la comunicación no verbal cuando nos toca escuchar es muy importante ya que esto puede animar o no a que la otra persona se comunique y abra de alguna forma contigo, una cosas es oír y otra muy diferente es escuchar, puedes oír el silbido del tren, pero a tu pareja la escuchas con atención r respeto.

Si tenemos un problema o deseamos quejarnos por algún motivo, es importante hacerlo, pero sin atacar al otro, utilizando el lenguaje “Yo” y evitando que la mayor parte de nuestra comunicación sean sólo quejas y lamentos.

Cuando éstos son parte constante en la comunicación de pareja, la persona que recibe las quejas tiende a evitar a su pareja, deja de escucharla o acaban discutiendo y atacándose mutuamente.

Nunca vamos a poder mantener una buena comunicación y, sobre todo, una buena relación de pareja, si la primera está basada en insultos, humillaciones, deseos de lastimar al otro, etc.

Si estamos enojados, debemos aprender a controlar nuestro enojo y a expresarlo de manera adecuada. Recuerda que el respeto, la paciencia, empatía y tolerancia, son la base de una buena comunicación.

Puedes expresar tus enojos o discutir, pero evita enfocarte en lo negativo, en todo lo malo, es mejor enfocar la atención en las soluciones que pueden existir, tienes derecho a enojarte, pero no a humillara a tu pareja, ni hacerla sentir mal. Esto solo lastimara y fracturara más tu relación, es mejor enriquecer con soluciones, con tranquilidad, ya que estas acciones no verbales mandaran un mensaje claro y conciso, recuerda es importante quitarnos n}las expectativas, sin embargo será muy difícil y complicado por lo cual mi comportamiento no verbal será interceptado por la otra persona y este causara más impacto que lo verbal así que si tu pareja ya recibió un mensaje de tu comportamiento no verbal, podrás gastar 1000 palabras en tratar de quitarlo y no lo lograras, porque lo verba impacta, pero el mensaje no verbal te marca.

Existen diferentes maneras de discutir o expresar una molestia, pero enfocarse sólo en lo negativo o atacar a nuestra pareja, definitivamente no es la adecuada. Además, para enriquecer nuestra relación siempre es importante comunicar lo positivo, sin ningún otro motivo que simplemente para reconocérselo a la otra persona.

Platicar y compartir no significa que tienes hacer tuyos los valores y creencias de tu pareja, simplemente quiere decir escuchar con empatía y aceptarlos como suyos.

Uno de los problemas en la comunicación en la relación de pareja es que, por temor a iniciar un conflicto, nos quedemos callados con nuestra molestia, permitiendo que ésta vaya creciendo cada vez más, hasta que explotemos y la expresemos de una manera inadecuada y destructiva.

Algunos consejos.

No permitas que el cansancio y sobre todo la rutina te impidan mantener la intimidad con tu pareja, en donde puedan hablar de ustedes mismos. Esto fortalece el amor.

Si tu pareja no te da aquello que necesitas o esperas, no te enojes, díselo y ayúdale a que te conozca y te entienda.

Cuando discutas con tu pareja, mantén la calma y no te enfoques únicamente en defender tu punto de vista. Escucha con empatía lo que ella quiere decirte y trata de entender, no sólo lo que te dice, sino también lo que siente. Sin embargo, no adivines, corrobóralo con ella.

Recuerda que no siempre tienes la razón y que reconocer que estás equivocado no sólo es muestra de flexibilidad e inteligencia, sino de capacidad para mantener mejores relaciones. Sin embargo, no le des la razón a tu pareja simplemente por evitar un conflicto. Cuando lo hagas, debes de estar convencido.

Cuando tengan un problema, nunca, nunca se dejen de hablar, ya que en un principio puede ser una forma de “castigar” a tu pareja, pero después se vuelve una costumbre que sólo crea una gran distancia entre ustedes.

Cuando tu pareja te diga algo que no te guste, piensa en lo te está diciendo, antes de enojarte. Es posible que tenga razón o que haga ese comentario, no para atacarte, sino para que entiendas lo que le pasa o lo que desea.

Cuiden su tono de voz y lenguaje corporal, porque en ocasiones, es más importante cómo se dice algo, que las palabras pronunciadas.

Utiliza el sentido del humor en la comunicación con tu pareja, pero no para burlarte o reírte de ella.

Si te cuesta trabajo comunicarte verbalmente, utiliza el lenguaje corporal (besos, caricias, contacto, etc.).

El que grita es porque está lejos, recuerda mantener un tono de voz adecuado para poder decir lo que sientes y piensas.

Una buena comunicación en el aspecto sexual también mejorara tu relación, saber qué es lo que quieres y que es lo que tu pareja necesita, gustos, formas, juegos, nuevos aprendizajes, etc.

Se claro, concretó y especifico en lo que quieres, que el mensaje que estas mandando sea congruente entre lo verbal y no verbal, recuerda que en ocasiones también el silencio es una forma de comunicar y estos dice he impacta más.