Tarda mucho? Ingresa dando click aquí !
Cargando...
Cargando...
Home » Ciencia y Salud » China buscará el “primer grito” del Universo desde el techo del mundo

China buscará el “primer grito” del Universo desde el techo del mundo

China está construyendo una nueva instalación para detectar ondas gravitacionales primordiales: pequeñas ondas en la estructura del espacio-tiempo que se generaron durante el nacimiento del Universo.

La instalación se encuentra a 5 mil 250 metros sobre el nivel del mar en la prefectura de Ngari, en la parte occidental de la meseta Qinghai-Tíbet, donde el aire es liviano y seco, “un lugar ideal para detectar posiblemente el tipo más débil de ondas gravitacionales”, dijo Zhang Xinmin , el científico principal del proyecto.

Su primer telescopio se completará a fines de 2019, y la instalación estará operativa en 2020, dijo Zhang, quien también es investigador en el Instituto de Física de Altas Energías de la Academia China de Ciencias.

“Será el observatorio más alto del mundo para las ondas gravitacionales primordiales“, dijo, y agregó que solo hay cuatro ubicaciones ideales en la Tierra para detectar tales ondas. Los otros tres se encuentran en la Antártida, el desierto de Atacama en Chile y Groenlandia. “El que tenemos es el mejor lugar en el hemisferio norte”, dijo Zhang.

Además de buscar estas ondas, los científicos también planean detectar rayos cósmicos con alta precisión y construir el telescopio óptico más grande de China, dijo.

Universidades e institutos chinos, así como organizaciones de investigación de Japón y Estados Unidos, están interesados en unirse a los proyectos en Ngari, dijo Xue Suijian, subdirector de los Observatorios Astronómicos Nacionales de China.

“China debería utilizar la ventaja geográfica única de la meseta Qinghai-Tíbet, también conocida como el ‘techo del mundo’, para avanzar en la ciencia, junto con el desarrollo social y económico de los tibetanos”, dijo Xue.

Las ondas primordiales se generaron inmediatamente después del Big Bang hace unos 13.800 millones de años, de ahí que se las llame “el primer grito del universo”, dijo Zhang. Las ondas son tan antiguas que solo quedan rastros en la radiación residual de los primeros momentos del universo. “Estudiar estas ondas puede ayudar a probar muchas de nuestras hipótesis y desentrañar el origen y la evolución del universo”, dijo.

Si bien estos descubrimientos son emocionantes para los científicos, las aplicaciones que usan ondas gravitacionales aún están a décadas de distancia. Sin embargo, “detectar estas ondas requiere un equipo extremadamente preciso y avanzado, desde láser hasta análisis de datos”, dijo. “Estas herramientas podrían ser útiles en nuestra vida diaria en el futuro”.

Además de la instalación en Ngari, China también tiene otros dos proyectos de ciencia dedicados a la detección de ondas gravitacionales: el Proyecto Taiji y el Proyecto TianQin, según la Agencia de Noticias Xinhua.

En el Proyecto Taiji, China planea lanzar tres satélites alrededor de 2030 para detectar las ondas creadas por los agujeros negros. En el proyecto TianQin, el país planea gastar 2.260 millones de dólares para construir una red de detección de ondas gravitacionales consistente en satélites y observatorios terrestres para 2035.

Con información de El Universal.

About Enterate Aguascalientes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Científico mexicano identificó algunas de las estrellas más antiguas del Universo

El cosmólogo mexicano Carlos Frenk describió la importancia de un descubrimiento que permite a los científicos adentrarse en la fase temprana y oscura del Universo. Tan temprana que equivaldría en una vida ...