Línea Infantil: El Gateo

0
195

gateo

El gateo es una etapa de los bebés que les permite tener conocimiento de su cuerpo y del mundo que les rodea. A partir de los 8 meses podemos esperar que gateen y para los 9 meses ya deben hacerlo. Recuerda que cada bebé tiene su propio ritmo de maduración y evolución, hay quienes comienzan a los 7 meses, otros tardan hasta los 11. Gatear es muy importante en su desarrollo evolutivo ya que les ayuda a fortalecer y desarrollar los músculos y huesos de todo el cuerpo, además de brindarles mayor confianza en si mismos.

Los bebés tienen diferentes formas de desplazarse, pueden hacerlo boca abajo utilizando solamente los brazos, impulsándose hacia adelante arrastrando el resto del cuerpo, también lo pueden hacer sentados, se van arrastrando flexionando y estirando las piernas, mientras se apoyan ligeramente con las manos para impulsarse hacia adelante o bien, dan pequeños saltitos de sentón para ir avanzando.

Sin embargo lo más recomendable es estimular al niño para que gatee en el suelo por medio del patrón cruzado, brazo derecho sincronizado con pierna izquierda y al revés, ya que al hacerlo así, se establecen conexiones a través del cuerpo calloso cerebral, la estructura que posibilita la coordinación entre los dos hemisferios cerebrales.

El gateo desarrolla la visión, el habla, tactilidad, equilibrio, manualidad, despierta los sentidos, ayuda a la motricidad fina y gruesa, la memoria, comprensión de matemáticas, noción espacial, mejora notablemente la capacidad de coordinación, fortalece la musculatura de cuello, hombros y tronco. Mediante el gateo se va desarrollando la coordinación cerebral ojo-mano, se establece una distancia similar a la que más adelante habrá  a la hora de leer y escribir. Por tanto, el gateo favorece decisivamente la aparición temprana de ambas funciones (leer y escribir) con los beneficios adicionales que ello conlleva intelectualmente. Además integra los diferentes sistemas del movimiento que componen otros muchos más complejos, como andar, correr, jugar al fútbol, al tenis entre otros. Incluso cuando vamos caminando y nos tropezamos, inmediatamente metemos las manos para protegernos, esto lo hacemos gracias al gateo.

De igual forma el gateo permite a los pequeños tener una mayor autonomía, ya que comienzan a tomar sus primeras decisiones sobre el lugar al que se quieren desplazar.

Es un mito que se tenga que gatear primero antes que caminar, hay quienes se lanzan a caminar sin haber gateado nunca.

Puedes realizar algunas actividades para propiciar en tu bebé el gateo, por ejemplo, mientras lo cambias extiende y flexiona sus piernas como si estuviera pedaleando en una bicicleta, también puedes hacerlo rodar sobre sí mismo encima de la cama o de una alfombra. De igual forma, necesita que se le deje en el piso, para lo cual es necesario asegurarse que esté completamente limpio y no tenga a su alcance objetos que lo pongan en riesgo.

Es necesario estimular a los bebés para que gateen, esto les favorecerá demasiado en su desarrollo físico y emocional.

Espero que este tema haya sido de tu interés, es un gusto compartir contigo este espacio, te invito a formar parte en facebook de Susana Rodríguez Oficial, te espero el próximo jueves, hasta luego!!!!!

Derechos de Autor, Registro: 03-2009-052611434700-01