Nuevos televisores de alta gama

0
60

Sony presentó sus nuevos modelos de pantallas de alta gama Master Series Z9F LED y el A9F OLED con tamaños que van de las 55 a las 75 pulgadas y características especiales para ver contenido de Netflix.

La compañía integró en exclusiva un nuevo sistema llamado Netflix Calibrated Mode creado de la mano de la firma de streaming de video y Sony Pictures Entertainment. El objetivo de esta función es entregar al espectador imágenes lo más cercanas posibles a lo que imaginaron los desarrolladores de contenido. Los usuarios pueden activar esta característica a través de un ajuste en el menú de la aplicación Netflix.

Los nuevos modelos cuentan con paneles LCD con retroiluminación LED, resolución 4K con soporte HDR y sistema X-Motion Clarity para minimizar los desenfoques. También están equipados con el procesador X1 Ultimate que, de acuerdo con la compañía, se encarga de analizar la imagen y la remasteriza para lograr una calidad cercana al HDR con texturas más exactas e imágenes más realistas.

Las pantallas utilizan Android TV como plataforma de gestión de contenido, integran la función de búsqueda por voz, además de un sistema de audio Acoustic Surface que brinda una sensación de sonido envolvente 3.2.

En términos de audio, algo que caracteriza al modelo A9F es que aprovecha su panel OLED como altavoz para hacer parecer que el sonido proviene de la imagen misma y no desde arriba o abajo. El sistema envolvente se ve reforzado con la inclusión de un subwoofer montado en la parte posterior de la pantalla.

A su vez, el televisor Z9F integra tecnología X-Wide Angle que mantienen la saturación de color sin importar si se ve la pantalla de frente o desde distintos ángulos.

Sony no dio a conocer detalles sobre los precios o la disponibilidad de sus nuevos modelos de televisores.

Buenos resultados. Esta semana la tecnológica japonesa también presentó sus resultados financieros para el primer trimestre.

De acuerdo con su informe, alcanzaron un margen de utilidad récord debido a un incremento en las ventas de software de videojuegos, por lo que la empresa aumentó las previsiones para las divisiones de juegos y chips.

El resultado es el primero desde que Sony se comprometió a mantener niveles elevados de utilidades después de que el año pasado batió su récord de ganancias anuales de 1998. Con ese objetivo, Sony se ha expandido en negocios que prometen flujos de ingresos estables, como los servicios de juegos online y bibliotecas virtuales de música, al tiempo que minimiza el impacto de los volátiles ciclos de ventas de consolas de juegos y otros dispositivos electrónicos.

Sus ganancias se elevaron 24% entre abril y junio, pero el crecimiento en la división de juegos casi se quintuplicó, ya que el software online de alto margen y los títulos fabricados por Sony, como God of War, compensaron la desaceleración en las ventas del PlayStation 4.

Con información de el universal.