Obligan a sospechoso a desbloquear su iPhone con el Face ID

0
163

Cuando Apple debutó el Face ID con el iPhone X el año pasado, surgió una interesante pregunta: ¿puedes ser obligado a desbloquear tu teléfono mirándolo? Al parecer si, así lo indicó Forbes, quien informó que el FBI consiguió que un sospechoso desbloquee su teléfono durante una redada.

En agosto, el FBI allanó la casa de Grant Michalski, buscando pruebas de que había enviado o recibido pornografía infantil. Estaban armados con una orden de registro que les permitió buscar evidencia en la computadora de Michalski, y durante la redada, los agentes recuperaron su iPhone X.

Los agentes que encontraron el iPhone le pidieron a Michalski que desbloqueara el dispositivo por medio del Face ID y así lo hizo. “Colocaron el teléfono en modo avión y lo examinaron mirando los archivos y carpetas manualmente y documentando los hallazgos con fotos”.

“Tradicionalmente, usar el rostro de una persona como evidencia o para obtener evidencia se consideraría legal“, dijo Jerome Greco, abogado del personal de la Sociedad de Ayuda Legal. “Pero nunca antes hemos tenido tantas caras de personas que sean la clave para desbloquear gran parte de su información privada”.

En el equipo, los agentes encontraron conversaciones en la aplicación de chat Kik Messenger en las que los usuarios discutieron el abuso de menores, de acuerdo con la declaración jurada. Más tarde se descubrió que Michalski había usado a Kik anteriormente para hablar con un oficial encubierto que se hacía pasar por un padre interesado en el sexo con niños.

Legalmente, no es lo mismo obligar a un sospechoso a desbloquear su teléfono a través de una contraseña numérica o patrón que haceros por medio de reconocimiento facial o el sensor de huellas dactilares, por lo que es preocupante que esta actividad se convierta en una práctica habitual por parte de los oficiales, ya que este uso podría ir en contra de la Quinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, la cual indica que un acusado tiene el derecho a no autoincriminarse en una acusación contra él y el hecho de dejar que desbloqueen su móvil va en contra de ello. Está prohibido tener que ceder contraseñas, pero no hay leyes que hablen de protecciones biométricas como la huella o la cara.

Con información de el universal.