Producen en la UNAM, estado ultrafrío de la materia

0
70

En un laboratorio de física experimental de la UNAM, lograron producir el primer condensado de Bose-Einstein en América Latina, un estado de la materia que se logra a una temperatura ultrafría, apenas por encima del cero absoluto y que de acuerdo con los especialistas permite estudiar propiedades cuánticas en el mundo macroscópico o visible.

“No existe ningún lugar en el universo donde se alcancen temperaturas así de bajas a través de un proceso natural. De hecho, podemos afirmar que las temperaturas más bajas del Universo están en laboratorios como el nuestro; nosotros somos los primeros en México en aproximarnos tanto al cero absoluto y en nuestro laboratorio se encuentra la materia más fría en nuestro país”, comentó el doctor en física Jorge Amin Seman Harutinian, responsable del proyecto.

El investigador explicó que el estudio de la materia cuántica representa un cambio de paradigma, pues implica entender nueva forma de cómo funciona la naturaleza.

fisicos_condensado_boson.jpg
Los investigadores Rocío Jáuregui, Manuel Torres Labansat y Jorge Amin Seman. Foto: UNAM

“Es un paso importante para incidir en el conocimiento de la materia cuántica a nivel de estudio y de control. Tiene características singulares, pues ese experimento se hace en un laboratorio y no hay un lugar en el Universo en donde se produzcan temperaturas tan bajas”, dijo en conferencia de medios Manuel Torres Labansat, director del IF.

 

El Laboratorio Nacional de Materia Cuántica (LANMAC), fue inaugurado el pasado junio, y este experimento de vanguardia es su primer logro.

“El objetivo en estos laboratorios es controlar el estado de la materia y de la luz, porque es interacción radiación con materia, a un nivel óptimo. Una vez que controlas, significa que entiendes, entonces propones e intentas desarrollar tecnologías cuánticas”, detalló Rocío Jáuregui, responsable técnica del LANMAC.

“El tamaño de las nanopartículas es mucho menor y pueden meterse mejor en estos huecos”, explica uno de los especialistas

Nanopartículas, nueva esperanza para conservar edificios históricosNanopartículas, nueva esperanza para conservar edificios históricos

Los físicos de la UNAM aplicaron varias técnicas de enfriamiento para reducir la temperatura de un gas diluido, compuesto por unas 40 mil moléculas de litio a la inimaginablemente baja temperatura de 20 nanokelvin, es decir, a 20 mil millonésimas de grado por encima del cero absoluto. A esta temperatura tan baja el comportamiento del gas cambia completamente, dando origen a un fenómeno conocido como “condensación de Bose-Einstein”.

“Estamos produciendo el objeto más frío del Universo. Para no calentar la muestra, necesitamos aislarla completamente, y por eso utilizamos una cámara de ultra vacío, hecha de metal y con unas ventanas para poder observar la muestra”, explicó Jorge Amin Seman.

El experimento está conectado a una computadora que permite automatizar todo el proceso experimental de producción del condensado, y también visualizar y estudiar el comportamiento del gas. 

Con información de UNAM
 

Con información de el universal.