Visita y toca las piedras lunares que se exhiben en México

0
110

Un pedacito de la Luna vive en la Ciudad de México. En 1994, la NASA entregó dos rocas lunares, obtenidas en la primera y la última de las misiones espaciales del Programa Apolo, al Museo de las Ciencias Universum de la UNAM.

De las rocas que hoy se exhiben, una de ellas, la más grande, fue recolectada por Neil Armstrong, el primer hombre en caminar sobre la superficie lunar. El material pesa 185 gramos y tiene una edad de 3 mil 700 millones de años. La otra roca pesa 24 gramos y tiene una edad de 4 mil millones de años. Fue obtenida por el astronauta Harrison Smith de la zona nombrada Monte Taurus en diciembre de 1972 en la misión Apolo 17.

“La doctora France Córdova, entonces directora científica de la NASA, vino a la Ciudad de México para firmar un convenio con la UNAM y formalizar el préstamo, todo en concordancia con las normas internacionales. En cualquier momento podrían solicitar que se les devuelva”, recuerda Jorge Flores Valdés investigador emérito del Instituto de Física de la UNAM.
 

Durante las seis misiones Apolo (1969-1972) los astronautas recolectaron 382 kilogramos de núcleos, 2 mil 200 muestras de seis sitios de exploración diferentes que consisten en piedras, arena y polvo de la superficie lunar.

De acuerdo con un comunicado que emitió la Academia Mexicana de Ciencias, los estudios sobre la composición química de las rocas brindan información sobre el origen del satélite, pero también de la formación de la Tierra y el Sistema Solar.
 

“Gracias a las muestras obtenidas, se sabe que la corteza lunar se formó hace 4 mil 400 millones de años, también se observa un posterior bombardeo constante de meteoritos y derrames de lava, información de relevancia para entender la historia geológica del satélite”, se lee en el comunicado.

El Universum ha preparado un amplío programa de actividades para festejar el 50 aniversario de la llegada del hombre a la Luna, que se conmemora este sábado 20 de julio. Además, durante tu visita puedes tocar una de las rocas.

Con información de la Academia Mexicana de Ciencias 
 

Con información de el universal.